Herpes genital

El herpes genital es una Infección de Transmisión Sexual (ITS), esta infección viral es causada por los virus del herpes simple tipo 1 (VHS-1) y tipo 2 (VHS-2). Pero, las mayorías de las infecciones con herpes genital son causadas por el tipo 2 (VHS-2). Algunas personas pueden presentar síntomas de 2 a 10 días después de contraer el virus o tardar semanas, meses o años, antes de representarse los síntomas. Este primer brote recibe el nombre de crisis primaria, la cual presenta ampollas que pueden durar de dos a tres semanas aproximadamente. Por lo general, las posteriores ampollas tienen un tiempo más leves de duración e intensidad con cada nueva reactivación del herpes. Es importante saber que el virus permanece en las células nerviosas del cuerpo de por vida, aún cuando todos los síntomas de la infección han desaparecido.

Los síntomas varían de persona a persona, pero, inicialmente el herpes genital suele producir hormigueo y/o picor; - Sensación de calor; - Ampollas dolorosas llenas de líquidos en el área genital o retal, luego estas se rompen pudiendo dejar ulceras o llagas dolorosas que se secan formando costra amarilla en la fase de curación. Otros síntomas que pueden aparecer son: - Dolor de cabeza; - Dolor Muscular; - Fiebre; - Dolor al tener relaciones sexuales; - dificultad o dolor al orinar; - Descarga de flujo vaginal y/o Malestar general.

El virus del herpes tipo 1 y 2 se puede pasar de un integrante de la pareja al otro y de una parte del cuerpo a la otra, Para transmitir a otra persona, el virus del herpes simple (HSV1 y HSV2) debe de entrar al cuerpo de la otra persona a través de las membranas mucosas o de una pequeña herida o apertura en la piel.

Al contraer el herpes tipo VHS1 y VHS2 también puede contribuir a adquirir el Virus de Inmunodeficiencia Humana “VIH” y otras Infecciones Transmisión Sexual “ITS”. La infección por el herpes puede ser grave en personas con sistemas inmunitarios deprimidos como puede ser el caso de las personas con sida. Sean graves o no los síntomas, el herpes genital puede causar con frecuencia angustia emocional en las personas que saben que lo portan.

Las mujeres embarazadas deben conocer los síntomas del herpes genital ya que este virus puede pasarlo a su bebé durante la labor de parto y/o el alumbramiento.
La infección causada por el virus del herpes genital, en las mujeres, suele presentar lesiones ulceradas en la vulva y la entrada de la vagina; cuello uterino; labios mayores y menores de la vagina y en los hombres, las lesiones aparecen en el glande; el prepucio; el cuerpo del pene y a veces las llagas pueden desarrollarse en los testículos o en el interior de la uretra. Comúnmente, tanto hombres como mujeres, pueden experimentar lesiones alrededor del ano, las nalgas y la parte superior de los muslos.

Una manera de evitar el contagio de Infecciones de Transmisión Sexual “ITS”, incluido el herpes genital es: - abstenerse del contacto sexual o tener una pareja sexual duradera y mutuamente monógama, ambos deben hacerse las pruebas y saber que no porta el virus del herpes (VHS tipo 1) o el (VHS tipo 2); - el uso adecuado y habitual de condones de látex y otros métodos de barrera puede reducir el riesgo de adquirir el herpes genital y otras ITS incluyendo el VIH; - evite tocar las llagas, si lo haces, lávate bien las manos con agua y jabón; - Lávate las manos después de ir al baño; - No te toques o frotes los ojos a menos que te hayas acabado de lavar las manos; - Si tiene ampollas o llagas oral, no de besar a nadie, especialmente a bebés, niños o mujeres embarazadas; - Si tienes ampollas o llagas genitales, no tengas relaciones sexuales, ni siquiera utilizando condón.

Si tienes ampollas o llagas, hazte ver de inmediato por tu proveedor de cuidados de salud.

Es de suma importancia hablar abierta y honestamente con su pareja, familiares y amigos acerca del herpes genital y las otras Infecciones de Transmisión Sexual ”ITS” incluyen el Virus de Inmunodeficiencia Humana “VIH”.

En la actualidad no existe un tratamiento que pueda curar el (VHS tipo 1) o el (VHS tipo 2) pero, los medicamentos antivirales pueden acortar y prevenir los brotes durante el tiempo que la persona toma los medicamentos.

Luis Rodríguez, trabaja en Prevención de VIH y el sida para el Spanish Community Center-Shore AHEC en Atlantic City, New Jersey


Este articulo fue publicado en la pagina 9 del periodico "Su Voz",12 Enero 2010. Vineland, New Jersey.

No hay comentarios:

Publicar un comentario