La batalla contra el VIH no cesa


El pasado 18 de mayo fue el Día Mundial de la Conciencia sobre la Vacuna contra el VIH, una fecha que anualmente se utiliza para reconocer y dar gracias a los miles de voluntarios, miembros de la comunidad y profesionales que prestan servicios para el cuidado de la salud, y a los científicos que trabajan arduamente para encontrar una vacuna segura y efectiva contra el VIH. Esta fecha es también una oportunidad para educar a nuestras comunidades acerca de la importancia de la investigación sobre la vacuna contra el VIH.

Durante esta conmemoración, el pasado 18 de mayo a nivel mundial se realizaron numerosos eventos comunitarios y amplia difusión a través de los medios de comunicación. De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID, por sus siglas en ingles), aproximadamente 11.000 individuos contraen el virus cada día, la mayoría de los cuales vive en países pobres, con grandes desigualdades sociales y económicas, y por lo tanto tienen dificultado el acceso a la atención médica. Se estima que más de 40.000 individuos contrajeron el virus en los Estados Unidos el año que pasó.

Estas alarmantes estadísticas reflejan la urgente necesidad de encontrar una vacuna segura y efectiva. Sin dejar de tener en cuenta todas las medidas de conducta personal que los individuos deben tomar para evitar el contagio.

Para trabajar en la obtención de esa vacuna, NIAID inicio el primer ensayo clínico en Bethesda, Maryland, en 1987. Desde entonces, este instituto ha trabajado con varios socios para llevar a cabo una gran variedad de ensayos clínicos para los que han reclutado más de 26.000 voluntarios. Cada ensayo brinda más conocimientos acerca del comportamiento del virus y acerca a la comunidad científica a los ansiados logros.

El desarrollo de una vacuna efectiva depende de la colaboración de sectores académicos, de la industria privada, de investigadores de las instituciones oficiales, organizaciones no gubernamentales y de miles de voluntarios que se ofrecen para los ensayos clínicos como seres humanos, así como de todos los que desde su lugar en la medicina y en la sociedad dedican esfuerzos a la lucha contra el VIH/SIDA.

Conociendo más de acerca de la investigación de la vacuna contra el VIH y participando de los eventos comunitarios que se llevan a cabo en su ciudad o estado, cada uno de nosotros aporta su granito de arena a la causa. Lograr esta vacuna es la mejor esperanza para poder controlar y eventualmente eliminar la pandemia del SIDA en el mundo.

Reverenciamos a los que se han ofrecido en el pasado y a los que lo hacen actualmente, como voluntarios para los ensayos clínicos en humanos, el más alto de los compromisos sociales para la obtención de la vacuna.

Luis Rodríguez, Medico Diplomado en Medicina Familiar en la República Dominicana, Actualmente trabaja en Prevención de VIH/SIDA Para el Spanish Community Center-Shore AHEC en Atlantic City.


Publicado en el periódico: "Nuestra Comunidad del Sur de New Jersey" Viernes 30 de Mayo de 2008

No hay comentarios:

Publicar un comentario